La caza tradicional de subsistencia es compatible con el medio ambiente africano

Estudio publicado en Scientific Reports muestra que el uso racional de los recursos cinegéticos en África central es posible, si su objetivo se restringe a garantizar la salud alimentaria de las personas.

La revista “Scientific Reports” acaba de publicar un artículo sobre la relación entre la malnutrición en los seres humanos y la disponibilidad de carne silvestre en las selvas tropicales de África central. Es el último fruto de la colaboración que, desde hace cuatro años, la Universidad de Málaga mantiene con el Profesor John Emmanuel Fa, miembro de la División de Biología del Imperial College de Londres, Colaborador Honorario de la UMA, y anteriormente Director de Ciencia de la Conservación en la Durrell Wildlilfe Conservation Trust, en la isla de Jersey.

Los comienzos de esta relación se enraízan en la estancia que el Profesor Juan Mario Vargas Yáñez, del Departamento de Biología Animal de ésta Universidad, realizó en la fundación de Durrell (Durrell Wildlife Conservation Trust en el Reino Unido) durante el curso académico 2010/2011. Hoy día, gracias a la colaboración científica del Prof. Fa y de la Universidad de Málaga con el Center for International Forestry Research (CIFOR), a través del Director de su Forest and Environment Programme, Dr. Robert Nasi, se trabaja en una serie de proyectos de gran importancia a nivel mundial. Esta colaboración estable y productiva implica a todo el Grupo de Biogeografía, Diversidad y Conservación de la Universidad de Málaga, especialmente, al Profesor Raimundo Real Giménez, a los Colaboradores Honorarios Dr. Jesús Olivero Anarte, Dr. Miguel Ángel Farfán Aguilar y Dra. Ana Luz Márquez Moya, y al Dr. Jesús Duarte Duarte. Se facilita así el acceso a financiación competitiva para proyectos de investigación enormemente atractivos, así como puente de unión con investigadores de Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Indonesia y Camerún, entre otros países.

El trabajo publicado en Scientific Reports, y su reciente antecedente en PLOS ONE, son la base para proyectos de gran relevancia ambiental y social cuya puesta en marcha es ya una realidad dentro del grupo. Durante miles de años, las gentes de la cuenca del Congo han subsistido gracias a la caza. Aún hoy, la práctica cinegética constituye una fuente importante de nutrientes esenciales para las poblaciones rurales de África central. Sin embargo, la sobreexplotación de la fauna pone en riesgo, no solo la conservación de numerosas especies de alto valor para sus ecosistemas, sino también la propia sostenibilidad de las poblaciones humanas. El papel de la fauna en la transmisión de la fiebre hemorrágica del Ébola añade una dimensión más dramática, si cabe, a las dificultades asociadas al uso de la carne silvestre para la alimentación.

El nuevo trabajo aporta a esta problemática el análisis de las relaciones espaciales entre la disponibilidad de carne silvestre y la malnutrición infantil. El estudio abarca una escala geográfica que cubre la totalidad de los bosques tropicales de África central, y tiene como referencia constante la sostenibilidad de la caza.

Del análisis se desprende que la malnutrición infantil es mayor en los márgenes del bosque que en las zonas interiores de la selva. Los resultados muestran que las áreas más remotas del bosque son capaces de mantener, en niveles razonables, la salud alimentaria de las poblaciones humanas que allí habitan. La lejanía de los grandes asentamientos humanos, densamente poblados, explica la existencia de bajos niveles de malnutrición. En estas zonas remotas, la diversidad de especies es alta pero su sostenibilidad ante la caza es muy vulnerable, en cambio, a la posibilidad de un eventual incremento de la explotación. Los datos obtenidos señalan que la protección del bosque ha de ser prioritaria en las zonas centrales de las selvas lluviosas, en beneficio tanto de la conservación de la naturaleza como de los seres humanos que subsisten gracias a ella.

Esta situación contrasta con la de las sabanas arboladas, situadas en los márgenes de los bosques congoleños. Estas áreas, densamente pobladas, soportan una gran presión sobre las poblaciones animales, consecuencia de una situación socio-económica que favorece la malnutrición. Los resultados del estudio muestran, sin embargo, que el uso racional de los recursos cinegéticos en estas zonas es posible, si su objetivo se restringe a garantizar la salud alimentaria de las personas. Dicha afirmación se sustenta en la alta productividad de sus poblaciones animales, en términos de biomasa utilizable para la alimentación.

La consecuencia más inmediata del estudio publicado en Scientific Reports debería incitar a los gobiernos regionales a incluir la práctica cinegética como recurso necesario, a tener en cuenta en las políticas de conservación del medio ambiente. La selva más profunda puede mantener la seguridad alimentaria de los cazadores-recolectores, a condición de que las concentraciones humanas se mantengan en niveles bajos. Así mismo, la adecuada nutrición humana, apoyada por la caza, es también posible en las zonas rurales de los alrededores de la selva, pero la sostenibilidad del recurso colapsa cerca de las áreas urbanas, donde la malnutrición infantil presenta sus niveles más altos.

 

Enlace con la noticia en la página web de la UMA: https://www.uma.es/sala-de-prensa/noticias/consideran-la-caza-de-subsistencia-compatible-con-la-conservacion-del-medio-ambiente-en-africa/

Enlace con el artículo completo en Scientific Reports: https://www.nature.com/articles/srep08168